6 de Agosto, 2006


Wanadoo no solo trata mal a sus clientes

Sino también a sus empleados (aunque sean indirectos). Todo empieza cuando una de las empresas que se encarga de gestionar las llamadas (Sitel Sevilla en eeste caso) de Wanadooo empieza a demandar nuevos empleados porque Wanadoo le iba a pasar muchas más llamadas, el crecimiento iba a ser brutal.

La formación era de dos semanas, 10 días, 9 para enseñar las aplicaciones, los routers y las formas de solucionar los problemas, y 1 solo para telemarketing (eso para los que dicen que lo importante es la sonrisa telefónica y que no sabemos solucionar nada). Muchos habían sacrificado vacaciones en la playa, trabajos anteriores y los que menos tan solo su tiempo de verano.

Bien, todo muy bien, empezamos el día 31 de Julio (unas 50 personas), y a los cinco días Wanadoo le dice a la empresa que no le va a pasar las llamadas prometidas, ¿resultado?, los 50 que entran a la calle, según la empresa hasta Septiembre, aunque ya es difícil de creer. Se han cargado los planes de mucha gente y no se sabe bien el porqué.


Etiquetas: