Tipografias, fuentes y estilo

    El proceso de diseño de una página web es una tarea ardua y harto compleja, y uno de sus pilares fundamentales es la elección correcta de una fuente, su tamaño, y demás parámetros para los diferentes tipos de texto.
    La primera norma/regla a seguir en la elección de una fuente, es obvia, el texto debe ser fácilmente legible, es decir, cuanto más le cueste al lector entender lo que pone, menos interés mostrara por el texto y lo abandonará mas fácilmente. Varios factores influyen en la legibilidad, los más importantes son el tipo de letra con serif o sans-serif, y el tamaño. Otros son el espaciado entre líneas, y entre caracteres, el contraste etc.
    Otra regla a seguir, esta relacionada con la compatibilidad entre sistemas y fuentes. No todas las fuentes instaladas en tu ordenador son compatibles con los exploradores de otros ordenadores, aunque utilicen el mismo S.O. Por esto es recomendable que uses, siempre que sea posible, las fuentes Arial, Verdana, Helvetica, que tienen la mayor compatibilidad.
Una vez elegida la fuente, puedes comprobar como quedaría con diferentes configuraciones gracias a Typetester, o comprobar tu web en diferentes exploradores gracias a BrowserShots.